lunes, 17 de septiembre de 2012

Hna. Consuelo Ojeda conoció a Madre Belén



Siempre disponible y siempre abierta a la esperanza. Una característica de su personalidad fue una gran sensibilidad ante el dolor de sus semejantes. Se preocupaba por los demás. Buscaba siempre a los más desgraciados, solitarios y pobres. Soñó siempre con ser misionera. Era buena, agradable y siempre deseaba complacer.


Toda la vida buscará para ella lo peor, en bien de los demás. Amaba extraordinariamente a los pobres. Los socorría, los enseñaba. Era muy sencilla, simpática, amable, bondadoso para con todos.

Hna. Consuelo Ojeda, ADC.

(En su biografía de Madre Belén)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada